Terapias alternativas con los caballos como motor

Quique Moreiras es natural de Celanova, en Ourense. Padre de cuatro hijas de entre 35 y 5 años.

«Estuve 20 años enganchado al alcohol y a las drogas, desde los catorce hasta los treinta y cuatro años. Actualmente llevo más de veinte totalmente limpio, no consumo ningún tipo de sustancia adictiva, ni siquiera tabaco.»

«Mi hermano se murió con veintiocho años y mi hermana con veintitrés, y muchos de mis mejores amigos también murieron con edades similares. Desde que me curé, me he dedicado a la meditación, a la formación y a la experimentación en muchos sistemas de terapias como Tapping-EFT, tespiración consciente, mindfulness, técnicas de digitopresión, terapia asistida con animales y naturaleza, entre otras áreas.»

Trabajó desde 1989 hasta 2011 en una Caja de Ahorros, es entonces cuando decide dejarlo y emprender nuevos retos. En 2013 pone en marcha junto a sus compañeros un proyecto de centro terapéutico enfocado a trabajar con caballos, el cual dirige hasta finales de 2018. Es el «Centro terapéutico, cultural y educativo A Chaira de Amoroz» en donde realizan actividades que combinan caballos y naturaleza con distintos colectivos como toxicómanos en proceso de rehabilitación, reclusos de prisiones, personas con diversidad funcional, personas autistas y también particulares. En verano el centro se habilita para campamento de niños.

Puedes encontrar a Quique Moreiras en: